Casa de usted

Hemos perdido el deseo. Situaciones que muchas parejas conocen. Que padecen o que han vivido y que no tienen porqué suponer el final de una relación. Hay solución. Los pensamientos eróticos, las ganas de actividad sexual, es lo que los expertos definen como deseo sexual. Una sensación que no debe confundirse con la excitación sexual, el paso a la acción, la respuesta fisiológica a esos pensamientos.

El deseo sexual se puede estimular en caso de que disminuya

Chloe chloecomprando Infidelidades han existido toda la vida, aunque las estadísticas dicen que van en aumento. Cuatro mujeres nos los cuentan. Hemos recogido cuatro testimonios de mujeres que han tenido aventuras con hombres casados. Los nombres daughter seudónimos para proteger el anonimato. Virginia En el caso de Virginia, se trata de la relación con un ex novio que se fue a trabajar a otro lugar.

381382383384385386387

No hay comentarios

Mandar un comentario