Hombre que solo 57686

Desde que probé a un hombre no puedo parar Desde que probé a un hombre no puedo parar Sexo Anal On 26 diciembre, Como había acabado aquí, yo vestido de mujer, al fin, a cuatro patas como perra en celo en la espera de esa polla que amenazaba con penetrar mis nalgas. En cuestión de unos meses me mude, me hallaba sin rumbo, solo, triste y confundido, no entendía como todo se había ido al diablo en nuestra relación. Alrededor de hace unos seis o siete meses, recordé todas mi inseguridades sobre mi sexualidad en mi juventud, las cuales nunca llegue a probar por miedo a rechazo de mis padres y por que cuando ya podia permitirmelo viviendo solo, estaba en una relación con la que fue mi esposa. Lentamente empecé a hacer una colección de Brasieres, Bragas, Blusas, Faldas, Vestidos, Medias, Maquillaje y Accesorios, tambien empece a ver cuestiones así en las redes, consejos de como vestirse mejor, incluso de como maquillarse mejor. Se preguntaran de donde me surgió este interés de vestirme de mujer, sinceramente no lo recuerdo creo que sería muy chico, solo recuerdo que desde siempre he visto la ropa femenina con interés, deseo y envidia. El comentario me causo mucha impresion, por que en ningun momento habia relacionado mis fetiches con tener sexo con otra persona, menos un hombre, era algo para mi, era algo para mi disfrute personal, me vestía y arreglaba para mi, ni siquiera se me hubiera podido ocurrir, pero ahora esa idea me infecto como un virus. Me empeze a ver el espejo y me preguntaba si era suficientemente atractiva para atraer a alguien, en mi mente no era necesariamente que quisiera atraer a alguien, sino como una forma de saber que lo hacía bien. Empece por morbo a buscar escenas de trans siendo folladas y no podía no evitar pensar que se sentiría ser esa trans o crossdresser. En el fondo sabía que era cuestión de tiempo, para que considerara seriamente estar con un hombre, tenía que saber si en verdad te hacia sentir mas mujer, siendo honestos cuando veía las porno el tipo no me importaba, no sentía ninguna especie de interés por ellos o su rostro, mi mórbido interés estaba en su miembro y en este creciente deseo de que me invadiera para ver que se sentía.

Iniciar sesión

Honorable Siempre tuve mucha suerte con las mujeres. Debo reconocer que cogi abundante entre los 22 y los 35 si, incluso después de casado me cogi compañeras de trabajo, de la facultad, amigas, etc. Busco en el rubro 59 si, soy de Argentina… eran los clasificados de Clarin. Consigo uno a ciegas y voy a un departamento en Ramos Mejia. Eso fue hace 10 años.

Relato de un Travesti de closet No 5 - La ropa en mi carro

773774775776777778779

No hay comentarios

Mandar un comentario