Conoce chicas de picha

Un profesor, una alumna y un colegio católico — Parte 6 Relato publicado originalmente en SexoSinTabues. Es un momento tedioso para cualquier profesor. El trabajo de corregir se multiplica y la responsabilidad de promediar calificaciones pesa. Al final todo se sintetiza en un pulgar hacia arriba, o hacia abajo. Tenemos el poder de otorgar la dicha o causar la miseria de nuestros alumnos. Quise, pero no pude escapar. Bien en la punta, con un pie apoyado en la calle, junto a la rueda. Sus bragas estaban en contacto directo con mi feliz medio de transporte, lo que por un lado me hacía envidiarlo y por otra parte denotaba su desesperada intención de seducirme. Su piel ligeramente tostada, sin llegar a cobriza, era tersa y perfecta.

Artículos relacionados

Os aseguro que es muy gratificante adeudar un amante artista, y sentir la tolerancia y pasión de mi esposo hacia esa transgresora situación. Eso me hacía sentir reconocida y deseada. Os lo aconsejo. Dejaos compartir sin temores. Cada día me resultaba nuevo y estimulante. Es la situación inconfesablemente deseada por cualquier mujer.

Toc toc: ¿puede ir cualquiera?

He hecho los deberes. Me he instruido la trilogía. No way! Y abro fuego. No pienso entrar en la calidad literaria del texto… que denial la tiene. Aclarado esto, diré que es una novela rosa perfecta. Cumple con todos los requisitos necesarios para serlo. Frente a él, la prota femenina, Anastasia Steele, mi pobrecita pupila.

7 Comentarios

Les 'pone' la sumisión. Todo responde a una moda Experimenté una oleada de alivio, hasta que me di cuenta de lo que esto significaba. Tom dejó que la tensión se prolongara antes de asestarme el golpe último Estaba temblando, y cuando la palmeta contactó con la carne y el impacto reverberó en el aire, solté un alarido Se suma al éxito de la trilogía '50 sombras de Grey'. Hasta hace poco aparecían catalogadas como enfermedades mentales. Nadie explica que esto puede ser parte de una relación sana y amorosa y de una vida 'normal'.

840841842843844845846

No hay comentarios

Mandar un comentario