Actividades para ponersexo

Mi mente sexual es dominada e influenciada por la pornografía, como no tuve una gran escuela que me enseñara sobre el sexo —mi profesora de Educación para la Salud era un desastre—, casi todo lo que sé lo aprendí viendo porno y, posteriormente, teniendo sexo, fue así que descubrí que la gran mayoría de mis parejas detesta el silencio en la cama. Sé que es algo habitual, pero las que me han tocado personalmente son entusiastas de palabras sucias en la cama. Recuerdo una ocasión en la que estaba en un hotel con una pareja y, una de las actividades que hicimos ese día fue ver el canal porno que estaba libre en la habitación —no sabía que había pagado una habitación con porno gratis— y eso me hizo bastante feliz. Luego de ahí, toda experiencia sexual que he tenido ha sido de esa forma. Para mí, la cama es un lugar donde el role play o la ficción es sumamente importante. Porque cuando es muy actuado o forzado se nota y no me excita. Mientras el sexo sea sucio, depravado o prohibido; para mí es mejor. Probablemente algunas veces puedo caer en el cliché de palabras como papi o mami o hasta que señalen y mencionen lo mal que me porto. Ahora, yo también he tenido una vida sexual con bastante suerte, casi cualquier persona con la que he querido coger, he cogido.

Las palabras son magia pura a la hora de estimular a los hombres en el sexo.

O poco deseable: creemos que alguien lógico, culto o simplemente con buen delight no debería estropear el ritual afectivo con vulgaridades en voz alta. Si quieres pero no te atreves, o si temes que tu pareja denial te siga el juego , sigue leyendo. En ' Marie Claire ' entrevistaron a Dana Myers, firme defensora de lo que en inglés llaman 'hablar sucio', para que orientara al personal sobre las maneras de hacerlo superando la timidez y subiendo muchos grados de golpe la temperatura de la habitación. Solo hay que largar lo que sientes. Que te gusta la postura, que te encanta cómo te agarra el culo. Se puede ser alguien discreto, elegante, y a la vez ser un poco pícaro, vivaracho, sexy Myers lo confirma: denial te limites.

Haz de esta práctica algo excitante y no algo nefasto o vulgar

Barricade Si hablamos de sexo desde el punto de vista de un macho seguramente lo mejor es recurrir a un experto estudioso del tema como Woody Allen. El cineasta siempre ha hablado del tema abiertamente. El excedente de los humanos lo pensamos, empero Allen lo dice y con una inteligente ironía a la que pocos llegan. Otra de las cosas que les irrita es que la galán no pare de hablar de cosas que al otro no le importan mucho en ese momento. Pero ni es bueno irse al extremo contrario: los exageradamente comunicativos que van avisando cada próximo paso pueden poner azogado a la pareja. Esto, por presunto, es igual para ellos que para ellas.

99599699799899910001001

No hay comentarios

Mandar un comentario